Mezuak

De la existencia de los pueblos

Todos los grandes peligros que amenazan a la humanidad con la extinción son consecuencias directas del pensamiento conceptual y del discurso verbal.
K. Lorenz, On Aggression




Una gran parte de la teoría y práctica políticas continúan apelando al pueblo en apoyo de la bondad de sus tesis y aspiraciones políticas, sin que el término haya merecido, por eso, largos y profundos análisis. Frecuentes invocaciones al pueblo apenas sirven para resolver disputas y, mucho menos aún, conflictos políticos, porque el significado del término depende de sentimientos o emociones más que de un examen desapasionado. Se utilizan expresiones como "gobierno del pueblo" para ensalzar un régimen y otras como "populismo" para descalificarlo o demonizarlo. Tratándose de términos o conceptos políticos no puede ser de otra manera. Por lo tanto, el debate en torno a lo que la palabra pueblo significa sólo produce decepción y frustración en personas ingenuas o bien intencionadas, pero esto no sig…

Catalunya vs. España: ¿Quién gana a Quién?

Irudia
No hay conflicto entre grupos humanos sin contendientes convencidos de que pueden resolverlo a su favor. Cuando el conflicto alcanza su punto álgido, los contendientes, mediante el habitual juego de alianzas y desalianzas, se reducen, concentrándose lógicamente en dos bandos en liza.

En el terreno específico de la política que haya contendientes significa que la victoria no está garantizada de antemano por ningún oráculo infalible, ni por ninguna ley divina, natural o positiva. Si no fuera así no estaríamos ante una relación de naturaleza política, sino ante un conjunto de desalmados criminales que disfrutan con la práctica del mal en un extremo de la misma y, en el otro, ante un conjunto de locos o suicidas voluntarios a los que la vida les pesa ya demasiado y prefieren morir. Un hecho que, de darse, no pertenece al conjunto referencial que nos ocupa.

Catalunya “tiene” el poder suficiente para intentar separarse de España y dotarse de un estado propio e internacionalmente reconoci…

Múnich a título de ejemplo

En agosto de 1930 tuvo lugar en San Sebastián la reunión entre socialistas, republicanos y "catalanistas de izquierda" con el propósito de aunar esfuerzos para derrocar a la monarquía y establecer una "democracia".

El triunfo obtenido en las elecciones municipales de 1931 propició que dicho proyecto fuera tomando cuerpo. Por de pronto en Cataluña se proclamaba la República Catalana Independiente, devaluada en pocas horas como Generalidad Provisional hasta la posterior discusión y aprobación de un estatuto de autonomía en el Parlamento español que surgiría de las próximas elecciones generales. Entre tanto, en Madrid se había ya constituido también el Gobierno Provisional de la República que inició de inmediato el correspondiente proceso constituyente, con la función de conformar el nuevo parlamento y la "nueva" constitución ad hoc.

El Estatuto de Autonomía para Cataluña, llamado a sustituir a la Generalidad, se aprobó por fin en septiembre de 1932. La reb…

Sobre patriotismo

Mid pleasures and palaces though we may roam, Be it ever so humble, there's no place like home;
John Howard Payne




Puesto a la búsqueda de definiciones acerca del significado del término patriotismo es seguro que hubiera encontrado casi tantas como libros o autores consultados. Pero no pienso andar ese camino. Antes de pensar siquiera en iniciarlo, caigo en la cuenta de que poseo una idea un tanto confusa, inmediata o vitalmente adquirida, de lo que el patriotismo significa para mi, y lo que ahora pretendo no es la objetividad y precisión científicas -por otra parte imposibles de obtener en este ámbito del saber-, sino la pública exposición de un pre-juicio al respecto. Tiempo habrá de ampliarlo, criticarlo y precisarlo entre todos como es debido, para que devenga operativo. Conocemos la ceguera de la espontaneidad para dirigir por buen camino un determinado proceso, pero también la inanidad del concepto que no se apoya en la experiencia. Y sin más preámbulos, entramos en materia.

Aro berria?

Sueñas en libertad, y siervo a un tiempo al pensamiento quieres.
Giacomo Leopardi




El fracaso de las “estrategias” electoral-parlamentaria y/o “la lucha armada” para avanzar en la construcción nacional y el reforzamiento de nuestro estado deberían situarnos otra vez, de una vez por todas, ante el inicio de un proceso estratégico merecedor de tal nombre. Pero no hay señales de que esto vaya a suceder, más bien de lo contrario. La última palabra la tiene, como siempre, el pueblo y al pueblo nos dirigimos.

Quizá la frase que mejor define esta ruptura entre el ayer y el hoy es la que pronunció el máximo dirigente (al descubierto) de un “sindicato nacionalista” hace ya más de una década: “el Estatuto ha muerto”. Pero no conviene que el desengañado ciudadano navarro se reanime a sí mismo embaucado por uno de los posible contenidos semánticos de la expresión. Lo que en concreto se quería decir era que El Estatuto había reventado de satisfacción tras haber colmado su positiva aunque pasajera…

Gobernu on eta txarrez

Duela urte mordoxka batetik hona, demokrazia terminoak ospe ia unibertsala irabazi du. Mendebaldeko munduko erregimen politiko guztiek, baita halakoak ez direnen arteko askok ere, beren buruari demokratiko deritzete. Aberrazio formal nabari eta agerikoengatik, hori oraindik lotsagabe egin ezin dutenak justifikatu egiten dira helmugaranzko lasterkako ibilbidea pedal kolpe indartsuz hasia dutela baieztatuz, tropelean lehenbailehen sartzearren.

Terminoaren ospea nahitaez loturik dago ospe askoz ere zaharrago bati: guztiok harro defendatzen ditugun berdintasunak, askatasunak eta antzeko terminoek dutenari. Gaur egun estuki erlazionatzen da efikazia edo eraginkortasuna bezalako terminoekin ere, erreferentzia garbia eta esklusiboa eginik garapen ekonomiko iraunkorrari eta, ondorioz, jendearen irrika kontsumista agortezinak asebetetzeari.

Kontzeptu horiek guztiak ezin direnez definitu ezinbesteko eta berehalako erantzunik sortu gabe, gauza da ez daukagula irizpide objektiborik, ez enpirikoa…

Sobre buenos y malos gobiernos

Desde hace bastantes años a esta parte el término democracia goza de prestigio casi universal. Todos los regímenes políticos del mundo occidental y muchos de los que no pertenecen al mismo se autodenominan democráticos. Los que por evidentes y ostentosas aberraciones formales no pueden hacerlo descaradamente todavía, se justifican afirmando que han iniciado su particular carrera hacia esa meta pedaleando fuerte, a fin de integrarse cuanto antes al pelotón. El prestigio del término esta indefectiblemente unido al prestigio, mucho más antiguo, de términos como igualdad y libertad que todos nos jactamos de defender. En la actualidad también se le relaciona estrechamente con términos como eficacia o eficiencia en clara y exclusiva referencia al desarrollo económico constante y la consiguiente satisfacción de las inagotables ansias consumistas del personal. Lo que ocurre es que, como todos estos conceptos no pueden definirse sin suscitar necesaria e inmediata contestación, no disponemos d…

Buruzagitzaz

Nullum profundum mare, nullum vastum fretum et procelosum ciet fluctus, quantos multitudo motus habet.
Quintus Curtius




Spinozak Tratatu Politikoa laneko I. kapituluan erakusten duenez, idealismoaren muina da gauzek modu jakin batekoak izan "behar" dutela sineste hutsa nahikoa dela gauza horiek, azkenean, egia bihurtzen amaitzeko, Zuzenbide Estatuko iritzi publikoa alde egonez gero. Bestela esanda, idealisten iritziz, Arrazoimena (letra larriz idatzia, zertaz ari garen hobeto uler dadin) beti aterako da garaile; hala gertatzen ez denean, azken batean, porrotaren beraren aurrean egongo garelako, hau da, gizatasunaren arrazoizkotasunaren ukazio koiunturazkoan aurrean, eta horixe da, hain zuzen ere, kosta ahala kosta haiek guztiek beti saihestu nahi izaten dutena.

Ezin lepora dakieke, beraz, erantzukizunik; ez, behintzat, intelektualik edo moralik. Eroapenak eta ahalegin porrokatuek, legearen babespean, pausuz pausu eramango gaituzte, azkenean —Denbora edota Probidentzia dira lek…

Sobre liderazgo

Nullum profundum mare, nullum vastum fretum et procelosum ciet fluctus, quantos multitudo motus habet.
Quintus Curtius




El idealismo, como Spinoza muestra en el Cap.I de su Tratado Político, consiste en creer que basta que las cosas “deban” ser de cierta manera para que, con el apoyo de la opinión pública de un Estado de Derecho, acaben deviniendo realmente tales. Dicho de otra forma, los idealistas piensan que la Razón (con mayúscula para que se comprenda mejor de qué estamos hablando) acabará siempre triunfando, porque cuando así no ocurra, en última instancia estaremos en presencia del fracaso por antonomasia, es decir, de la negación coyuntural del carácter racional de la naturaleza humana, que es precisamente lo que a toda costa tratan todos ellos y siempre de evitar. No puede, pues, achacárseles responsabilidad, al menos, intelectual. o moral. Paciencia y esfuerzos redoblados, al amparo de la ley, terminarán por llevarnos progresivamente -el Tiempo y/o la Providencia lo atestiguan…